Minnesota, Sudáfrica y Madagascar: el destino de los animales del zoo, camino al bioparque

A cuatro meses de la muerte de la elefanta Pelusa, avanza lentamente la transformación del zoológico platense con obras para abrir las puertas a los visitantes -aún sin fecha estimada-. Cómo es el plan para transportar a las especies.

0

En el zoo platense continúan trabajando en la planificación del traslado de los animales grandes que quedan y en reformular el espacio para abrir las puertas a la gente, tras bajar las persianas el mismo día que falleció la elefanta Pelusa, hace exactamente cuatro meses. El subsecretario de Gestión Ambiental del Municipio, Germán Larrán, detalló en qué consiste el proyecto inmediato.

Antes de mediados de noviembre esperamos poder derivar dos leones y el año que viene un tigre y una tigresa. Eso nos va a permitir liberar más espacio y reestructurar ambientes que hoy están ocupados“, le dijo Larrán a este portal, en una especie de adelanto de lo que están tramitando desde hace varias semanas, para continuar dándole forma a una de las principales promesas del intendente Julio Garro, en su campaña previa a 2015: cerrar las puertas del histórico Jardín Zoológico y abrirlas nuevamente en forma de Bioparque.

En el marco de una profunda agonía que se estiró por varios días y a pesar de los esfuerzos, los veterinarios y cuidadores de Pelusa llevaron a cabo un triste proceso que la elefanta finalmente muera, el último 4 de junio. La Justicia avaló aquel procedimiento al ver que ya no había más nada que hacer, y de esa forma fue el fin del animal que durante casi medio siglo vivió en cautiverio, en pleno Bosque platense.

A partir de ahí avanzaron los planes para dar un giro de 180 grados y lavar la cara del lugar, en todo sentido.

A principios de septiembre, el proyecto de bioparque sin animales exóticos en cautiverio dio un paso vinculado con la gestión al cambiar su director: el Departamento Ejecutivo decidió que cese en sus funciones Diego Brutti y lo reemplace el veterinario Alejandro Serena, en una decisión motorizada desde la Secretaría de Espacios Públicos y Medio Ambiente que conduce Marcelo Leguizamón.

Hoy, a principios de octubre y en el Día mundial de los Animales, se continúa trabajando para que -todavía sin una fecha estimada para concluir el plan- las especies más grandes sean liberadas. Así lo prometen desde la Comuna.

Fuentes de la Municipalidad detallan que además de la creación del bioparque, lo que están armando es un paseo educativo, en un proyecto similar a lo que ya se hizo en la República de los Niños, un lugar emblemático de nuestra ciudad que fue totalmente remodelado producto de una fuerte inversión. Justamente ahora se está en esta instancia: buscan financiamiento público y privado para recuperar el paseo del bosque y renaltecer el zoo.

Estamos dándole forma a una nueva página web, viendo los animales que quedan y en el futuro con posibles planes de reproducción, y viendo de mejorar aquellos ambientes que ya tengan la comodidad suficiente como para representar el bioparque“, contó Larrán. En este sentido, según pudo conocer este portal, se está reestructurando un ambiente grande con una pileta, una cascada, un terreno bastante importante para dos pequeños yacarés, y otros ambientes más: “una laguna pampásica de media hectárea y con tres islas, y otra media hectárea que es un ambiente chacopampa, con una laguna y una llanura pampeana“. Así lo explicó el funcionario.

Los animales más pequeños como carpinchos y aves quedarán en estos ambientes que aparentarán ser un hábitat natural, y el trabajo más duro es con los restantes, los más grandes y más viejos. “Estamos trabajando para trasladar dos leones a un santuario de Minnesota; el hipopótamo se va a una reserva de Sudáfrica; dos lemures a Madagascar y un grupo de ciervos a Entre Ríos“, contó Larrán, explicando que todos esos destinos “son lugares grandes y cómodos”. Teniendo en cuenta que son todos animales que nacieron en cautiverio, no se pueden liberar de un día para el otro. En ese trámite están.

Lo que estamos cerrando son proyectos iniciales, como por ejemplo el de infraestructura básica, con toda la readecuación, obras de agua y gas; y después se están dibujando los ambientes, la reestructuración de lo que es el patrimonio con sus edificios, y haciendo un acomodamiento de la parte exterior del parque“, contó además el funcionario.

Todavía no se sabe cuándo moverán definitivamente a los animales ni tampoco cuándo se abrirán las puertas del bioparque, pero, según informan los trabajadores del histórico rincón del bosque, las obras avanzan día a día.

 

Fuente: 0221.com.ar

Leave A Reply

Your email address will not be published.