Berisso es el Bronx: 92 mil rehenes de la insoportable falta de seguridad

0

El Bronx de New York se parece mucho al Berisso de hoy
Durante los últimos meses y, a pesar del aislamiento social por la pandemia del coronavirus, los hechos de inseguridad en la localidad de Berisso no se han detenido. A cualquier hora del día y en cualquier punto de la ciudad, los delincuentes se las arreglan para tener a merced a los vecinos del Municipio comandado por Fabián Cagliardi. Entre julio y agosto, se vivieron los meses más complicados en materia de seguridad, alcanzando importantes niveles de violencia. 

Uno de esos episodios se registró en el barrio de Berisso El Carmen (90 entre 130 y 131), cuando al menos cuatro delincuentes armados irrumpieron en un domicilio al grito de «al piso, Policía».

Primero se toparon con un hombre de 33 años, tío de uno de los dueños, quien fue reducido y amarrado a un poste que había en el patio. Luego, destrozaron una puerta a patadas y se metieron en la habitación de la pareja que reside en el lugar. Al dueño le pegaron con un revólver en la cabeza para que no se levantara de la cama y posteriormente fueron al cuarto de sus hijos de 8, 5 y 3 años.

Tras reducir a todos, revolvieron cada sector de la propiedad parar apoderarse de una Playstation, celulares, camperas, zapatillas, prendas de vestir, un televisor y 12.000 pesos. Finalmente, escaparon a bordo del Peugeot 207 de las víctimas, en donde cargaron todo. La única información que trascendió sobre los agresores es que vestían ropas oscuras y pasamontañas.

Violentos robos en viviendas y escruches están a la orden del día en la zona de 123 entre 63 y 64 de Berisso, una zona que limita con La Plata. Hacia fines de julio, una vecina se comunicó para informar y dar cuenta de esta problemática: «Al menos tres personas se metieron en una casa de la cuadra. Patearon la puerta, golpearon a toda la familia y les robaron», aseguró. Apenas 24 horas después de este incidente, un solitario ladrón atacó presuntamente con más cómplices que lo esperaban en un vehículo: «Mi papá venía de trabajar y estaba abriendo el portón para entrar el auto. En ese momento, un tipo se le subió y quiso arrancarlo para llevárselo».

Como el hombre tenía las llaves en su poder, el sospechoso no pudo llevar a cabo su objetivo. «Mi viejo empezó a gritar ‘me están robando, traé el arma’, como para que el tipo se asustara. Yo salí esperando ver a mi viejo con un tiro», indicó la mujer. «Estamos cansados. El 911 tarda diez minutos en atender y eso es muchísimo tiempo. La Policía vino enseguida pero el tipo se fue caminando. La zona está liberada, somos un barrio de nadie», completó, exigiendo una respuesta por parte de las autoridades.

En tanto, un grupo de adolescentes está en la mira de la Justicia luego de haber apuñalado a tres personas y robado una moto. La seguidilla de episodios comenzó en una vivienda de 34 entre 167 y 168 de Berisso, a la cual los implicados ingresaron para robar y causar destrozos. Ante la aparición de la Policía, los vecinos respondieron con piedrazos y botellazos, por lo que las autoridades tuvieron que dispersarlos.

Minutos más tarde, los mismos sospechosos atacaron a puñaladas a dos chicos de 17 y 18 años que terminaron internados en el hospital Larrain. El primero sufrió una herida en la ingle mientras que el otro una lesión a la altura del tórax. Este último tuvo que ser intervenido en el quirófano, quedando en estado reservado. La situación no quedó ahí ya que, al cabo de unas horas, los asaltantes agredieron a una mujer en 32 y 168 de Berisso, a quien también le provocaron cortes en la pierna izquierda.

En otro caso, una vecina fue víctima de un grupo de delincuentes que forzaron su vehículo y le robaron algunas pertenencias. Según informaron fuentes oficiales a este medio, la mujer dejó su camioneta estacionada por un lapso de una hora y media en calle 24 entre avenida Montevideo y 171. Ese tiempo fue suficiente para que los implicados palanquearan una de las puertas del rodado y se apoderaran de una billetera negra con dinero, tarjetas y documentación; llaves; una mochila negra y hasta una campera.

Sin embargo, uno de los episodios más violentos ocurrió en la mañana del 10 de agosto y tuvo como víctima a una jubilada de 70 años. Dos jóvenes delincuentes ingresaron a su casa de la manzana 10 de Barrio Obrero tras forzar uno de los accesos.  La situación tomó por sorpresa a la mujer quien no dudó en enfrentarlos y resistirse al atraco. Por este motivo, se produjo un breve forcejeo que terminó con uno de los sospechosos arañado. Una vez reducida, se apoderaron de todos sus ahorros y algunas pertenencias.

Lo más llamativo es que, antes de huir, los ladrones le limpiaron las manos para que no quedaran rastros de ellos. Minutos más tarde, agentes del Comando de Patrullas acudieron a la escena tras un llamado al 911 y la asistieron. Sobre los implicados solamente trascendió que tendrían entre 20 y 25 años y habrían actuado con los rostros cubiertos.

Lo cierto es que los hechos de estas características no se detienen y, en cambio, aumentan día a día sin importar el lugar o el horario. Los vecinos de la localidad, sin embargo, exigen respuestas a las autoridades y esperan que el Intendente sepa oír sus reclamos. Fuentes: 0221, La Movida Platense, Vision Politica. 

http://primerapagina.info/

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.