Militantes cercanos al Puly Medina cortaron todos los accesos a Ensenada

0

En un hecho inédito, militantes cercanos al Puly Medina Puly cortó entradas de Ensenada.

Como siempre ocurre desde hace años, la guerra sindical se trasladó a las calles de la ciudad de los Medina, donde mantienen un histórico contrapunto con el eterno y combativo intendente Mario Secco, al que hoy acusan de avalar al otro sector sindical.

Hace varios días vienen ocurriendo hechos de significativa importancia en materia de violencia, amedrentamiento y otros eventos condenables. Una fuerte manifestación de seguidores a la intervención del rosarino Carlos Vergara y el posterior atentado a la casa del Puly en calle Maipu y Francisco Cestino durante la última madrugada, calentaron definitivamente los ánimos, que ya venían caldeados desde el asesinato a sangre fría de un militante medinista en Berisso, baleado el 12 de julio y muerto el 5 de agosto en el Policlínico San Martín de La Plata.

En el atardecer de este jueves, sectores ligados al Puly cortaron los accesos en reclamo de “justicia y seguridad”. Justicia por el esclarecimiento de la muerte de César “Titi” Navarro y Seguridad para que se terminen los presuntos ataques de gente ligada a la Intervención de UOCRA a los integrantes de espacios opositores.

Los manifestantes se concentraron en cuatro puntos: en la rotonda del Camino Vergara donde se ubica el edifico central de la empresa Media Caña; en el Camino Rivadavia a la altura de la rotonda de La Montonera; en el camino Almirante Brown que une Ensenada con Punta Lara, a la altura del Camino al Club Regatas; en Diagonal 74 que une La Plata con Punta Lara y en la calle Baradero que conecta a Ensenada con Berisso.

El férreo y largo liderazgo de los Medina, padre e hijo, se vio seriamente afectado por el armado sindical y político desplegado por el actual interventor Carlos Vergara, líder sindical histórico de la UOCRA de Rosario, acostumbrado a un escenario pesado como el mercurio, a quien no le tembló la mano para rodearse de ásperos sectores opositores al Pata y construir una agrupación que pelee en las cercanas próximas elecciones, la conducción y el poder total de un gremio muy particular y emblemático.

La intervención del sindicato de calle 44 entre 3 y 4 se dio luego de la detención del líder gremial de entonces, el Pata Medina; junto a su hijo y heredero. La gestión de Vergara nunca logró pacificar la interna que, al contrario, recrudeció por la falta de respuestas concretas a los miles de trabajadores del sector que cayeron en la desocupación, pobreza e indigencia, ante la mirada pasiva del gremio.

Las elecciones de UOCRA La Plata están en manos de la Intervención y es potestad de Vergara convocarlas, pero fuentes de ambos sectores aseguran que si la pandemia de Coronavirus lo permite, podrían realizarse antes de fin de año. De ser así, y de no mediar un fuerte accionar de los organismos de Seguridad y la Justicia, el recrudecimiento de la intensidad del enfrentamiento entre “Patistas” y “Vergaristas” puede generar cruces medievales con muertos y heridos de ambos lados, y también de los pobladores de Ensenada, La Plata y Berisso, que miran asustados como los transforman en extras de una larga y bizarra película de terror. Fuentes: Noticias Ensenada, La Movida Platense, Vision Política.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.