UOCRA La Plata: hijo del Pata Medina hizo un acto en su casa y salió al balcón a lo Perón

0

En la noche del miércoles 4 de noviembre 2020, la casa del hijo del Pata Medina en la ciudad de Ensenada, se transformó en el escenario de un gran acto enmarcado en la interna que vive la UOCRA La Plata. Unos 1500 seguidores llegaron en micros, camionetas, autos, motos y bicicletas hasta la esquina de Maipú y Barragán, en el humilde barrio de Villa Tranquila, en la cara de Ensenada que mira hacia Punta Lara, donde habita y cumple su prisión domiciliaria el Cristian “Puli” Medina.

La movida tuvo lugar allí debido a que el líder del Frente de Agrupaciones Unidas debe mantenerse en su casa y no realizar actividades gremiales, por mandato irrestricto de la justicia, con la amenaza latente de volver a prisión en caso de incumplir la orden.

Los ánimos en el campamento pulista revivieron cuando la semana pasada la UOCRA nacional desplazó al archienemigo de la familia Medina, Carlos Vergara, de la Intervención de la seccional platense del gremio, en lo que todos consideraron un guiño inocultable al Pata para que vuelva a reinar su apellido en la capital bonaerense.

UOCRA Y EL PATA, UNA HISTORIA DE AMOR INFINITA

La UOCRA La Plata es el gremio más convulsionado del país, sin ninguna duda. Al menos por intensidad y por la cantidad de conflictos a los que se vio sometido durante los últimos 20 años.

La conducción del Juan Pablo “Pata” Medina le dio todos los condimentos para encandilar a cualquier audiencia dispuesta a disfrutar de la acción, el suspenso y lo inesperado.

El veterano y poderoso líder sindical que habita una llamativa casaquinta de calle 60 entre 9 bis y 11, en las afueras del gran La Plata, más precisamente en el coqueto y tranquilo barrio de Villa del Plata, ubicado en el ingreso a la localidad ensenadense de Punta Lara, construyó un halo místico sobre su figura, que lo elevó por encima de sus mortales, humildes y fieles seguidores albañiles.

Vivió la crueldad tangible de la cárcel varias veces, sufrió persecuciones, operaciones de todo tipo, amenazas, enfermedades varias, internaciones y hasta el Covid 19, pero ahí está en pie, como esos juncos porfiados, fuertes y audaces que crecen a orillas del río marrón que tanto ama y que baña las costas puntalarenses a 300 metros de su casa.

Hace tres años el gobierno de Mauricio Macri lo puso entre rejas por pedido expreso de algunos empresarios de la construcción de La Plata. Sin embargo, la Justicia le permitió el 18 de febrero 2020 continuar la detención de forma domiciliaria.

VUELVEN LOS MEDINA A UOCRA LA PLATA?

Desde que se le otorgó esa posibilidad de cumplir la condena encerrado en su casa, el Pata se mantuvo callado y sin participar de la durísima interna de la UOCRA platense.

Pero su hijo Cristian Jesús “Puli” Medina, que también fue beneficiado por la medida judicial de detención domiciliaria, se encargó de rearmar la tropa y enfrentar a través de su sobrino Brian Medina, a la Intervención gremial liderada hasta la semana pasada por el rosarino Carlos Vergara.

Desde entonces, hubo cruces de todo tipo entre ambas facciones del sindicato de la Construcción platense, con un muerto en Berisso que respondía al sector medinista y que alteró todos los modos de ordenamiento previstos y culminó con el desplazamiento de Vergara.

LLEGÓ UN AMIGO DE MAR DEL PLATA

César Trujillo llegó a La Plata como interventor por segunda vez en dos décadas. Fue el ordenador de la misma seccional en 2001, cuando también había sido detenido el Pata Medina, en una causa que luego fue cerrada.

En unas elecciones llamadas por esa Intervención, Medina ganó cómodamente la conducción del gremio y reinó hasta septiembre de 2017, cuando volvió a ser encarcelado y despojado del mando sindical.

Trujillo es el actual secretario general de UOCRA Mar del Plata desde febrero de 2018 cuando murió su hermano, un histórico gremialista del sector. En esa elección de hace 2 años, recibió el apoyo de Hugo Moyano, Luis Barrionuevo y la CGT Nacional.

Trujillo es un hombre de máxima confianza de Gerardo Martínez, el secretario general de UOCRA Nacional. Es un orgánico y mano derecha del principal albañil del país.

A pesar de ser apoyado por Moyano, enemigo histórico del Pata, Trujillo mantiene una estrecha y fina relación con el esposo de Fabiola García. Al Pata los respetan todos en la UOCRA, aunque algunos no lo quieran.

Estuvo distanciado de Gerardo Martínez mucho tiempo, ya que el líder nacional lo consideraba un indomable e inorgánico. Incluso llegó a ponerle como interventor en La Plata a un duro como Vergara que trató de desarmar el poder medinista durante todo el tiempo que duró su estadía entre tilos y diagonales.

Sin embargo, la cárcel y las relaciones que allí construyó con lo más puro del kirchnerismo, empezaron a arrimar posiciones. Pero fue durante la internación del Pata en la clínica porteña del gremio a nivel nacional, cuando se enteró que tenía Coronavirus, lo que terminó de sellar el reencuentro entre Medina y Martínez, que puso todo lo que tenía a disposición del líder platense para que su salud mejorara pronto y en el mejor clima posible.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.