Desilusión en el Rojo, que perdió y seguirá jugando en la D

0

La eliminación del Reducido ante Atlas, al caer por 1 a 0 en la tarde de Lugano, no es más que un baño de realidad para un equipo que no hacia alimentar ilusiones más que las que deparaba lo impredecible del fútbol.

La derrota no es ni más ni menos que la temprana prolongación de un torneo Transición que no daba señales de un buen futuro.

El Rojo pareció no estar a la altura del desafío que tenía enfrente y dejó pasar las dos chances de ascensos. Deberá encarar otra temporada en la Primera D sabiendo que no será sencillo salir de esta divisional.

El partido de hoy fue una prolongación de lo que vimos recientemente. Un equipo endeble, sin líderes y caudillos, con errores individuales alarmantes, falto de ideas y con escasa profundidad ofensiva, que se derrumbó con el gol del Marrón.

Como pasó en muchos encuentros, el rival le terminó ganando con poco, con algo más de oficio y de eficacia.

En esta instancia, no había que cometer errores o te quedabas en el camino. Y pasó otra vez y ya no hay revancha.

El primer tiempo de Camba fue interesante. Agüero varió el sistema táctico de acuerdo a cómo lo venía haciendo habitualmente, buscando una mayor presencia en la mitad de la cancha. Por eso decidió el ingreso a Lucas Portilla para fortalecer el trabajo de Duran y Coronel y aprovechar la salida por los costados de Leonel García y Matías Samaniego, dejando a Ferreira como referencia de área.

Las mejores chances estuvieron del lado de Camba. Hubo un gran cabezazo de Berterretche que Grieger mandó al córner como situación más clara. También un remate de lejos de Samaneigo y una muy mala definicíón de Ferreira frente al arco.

Todo cambió en el segundo tiempo a partir de gol de Nicolás Pérez. Otra falta cerca del área, otra pelota detenida, otro centro, cabezazo y gol. Nada nuevo que ya no hayamos visto otras veces. Solo que esta vez significó una eliminación.

Porque a partir de ahí, Camba no supo como llegarle a Atlas, que sólo se limitó a cuidar el resultado. Salvo por un par de cabezazos aislados, el Rojo no generó riesgo sobre el marco del Marrón, que enfrió el partido, demoró el juego y se aferró a la victoria.

El Rojo terminó preso de sus errores y de su frustación porque deberá jugar otra temporada en la D.-

LA SINTESIS

ATLAS: Ricardo Grieger; Gonzalo Gamarra, Nicolás Pardo, Santiago Coronel (cap.) y Emiliano Pitarch; Kevin González, Aaron Fernández, Nicolás Pérez y Gastón Valenzuela; Alexis Flores y Sebastián Ybares.

Suplentes:  Elías Córdoba, Joaquín Montiel, Gudo Gazzanego,  Jonatan Benítez, Agustín Campi, Miguel Martínez y Córdoba Mena.

DT: Néstor Retamar.

DEF. CAMBACERES: Joaquín Lobelos; Iñaki Berterretche, Jualián Loyola, Enzo Caroccia (cap.), y Juan Manuel Díaz; Leonel García, Esteban Coronel, Agustín Durán y  Lucas Portilla; Matías Samaniego y Nicolás Ferreira.

Suplentes: Gonzalo Roncevich,  Emanuel Aranda, Diego Lacerra, Tomás Squie,  Agustín Navarro,  Fabián Maidana y Elías Torancio.

DT: Rubén Agüero.

GOLES: ST 8´ Nicolás Pérez (A)

CAMBIOS: ST  20´ Benítez por Valenzuela (A); 24´ Maidana por Ferreira (DC) y Torancio por Coronel (DC);  25´ Córdoba Mena por Ybares (A);  33´ Gazzaniga y Campi por Flores y González (A); 39´ Squie por Duran (DC).

AMONESTADOS: En Def. Cambaceres,  Loyola, Coronel y Samaniego. En Atlas, Aaron Fernández, Kevin González, Valenzuela, Flores,  Campi y Córdoba Mena.

INCIDENCIAS: ST 48´ expulsado Squie (DC) por agresión; 49´ expulsado Campi (A) por doble amarilla.

ARBITRO: Nicolás Kresta (bien)

ASISTENTES:  Juan Etchepare – Maximiliano Montenegro

CUARTO ARBITRO: Nicolás Mastroieni

CANCHA: Atlético Lugano (buena)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.