Arranca hoy el juicio por el femicidio de Ema Córdoba, ocurrido hace cuatro años en Punta Lara

Policiales 03 de diciembre de 2021 Por Noticias Ensenada
0000446098

El femicidio de Emma Córdoba (26) y el despiadado ataque que sufrió su amiga Ana Laura González (29), quien logró sobrevivir de milagro, fue sin dudas uno de los sucesos más impactantes de la historia criminal de la región. Hoy, cuatro años después del suceso que conmocionó al país y que se desa­rrolló en una casa de Punta Lara, el TOC 5 arranca el juicio contra Ariel “Papu” Báez (26).

La primera jornada del debate será a las 10 en la sede judicial de 8 entre 56 y 57, y tendrá como protagonista a la superviviente de la historia, quien continúa con vida porque el imputado la consideró muerta al abandonar el lugar. A las 9.30, dará una conferencia de prensa en la puerta de los tribunales y convocará a la gente a que la acompañe para “hacer justicia”. Ana Laura fue aceptada el año pasado como particular damnificada en la causa y su testimonio abrirá el juicio oral.

La joven, quien estudiaba junto a Emma la carrera de medicina en la UNLP, espera una sentencia a Báez “de prisión perpetua con cumplimiento efectivo de la condena, que no tenga acceso a ningún tipo de beneficio por nada, bajo ningún punto de vista”.

El abogado de Emma, Marcelo Peña, explicó que se trató de “una de las investigaciones más complejas y emblemáticas del historial de la Justicia platense, y fue una de las investigaciones más certeras realizadas por la fiscal Virginia Bravo en cuanto a cotejos forenses, el estudio de la escena del crimen y a relevamientos de pruebas. El resultado del juicio va a ser que (Báez) reciba el máximo de la condena, que es la prisión perpetua”.

El ataque ocurrió el 8 de julio de 2017 en la vivienda de Emma de 126, entre 5 y 7, donde las mujeres se hallaban estudiando. Entonces Báez, vecino de la víctima fatal, ingresó al lugar, las ató, las violó, las golpeó con diferentes elementos, las quemó y las sometió a diversas torturas, para después, creyéndolas a ambas muertas, prender fuego la casa.

Ana Laura se arrastró hasta la vereda para pedir ayuda y logró que un vecino diera alerta a las autoridades. Horas después, el femicida fue arrestado mientras dormía con su bebé.

Te puede interesar