El calvario de Marcela Pagano: Karina y Lilia la celan, la odian, la asaltan y la espían

22-04-2024   Por: Noticias Ensenada

El calvario libertario de Marcela Pagano: Karina y Lilia la odian, la asaltan y la espían

¡Che, la que pasó Marcela Pagano! Resulta que la diputada fue asaltada mientras paseaba a su perra por la plaza. ¡Y no fue un robo común! Dicen que fue todo armado para espiarla y controlarla políticamente.

Por eso, cuando le sacaron el celular, lo primero que hizo fue contactar a un técnico informático para que no se filtrara la info sensible que tenía en el aparato.

Al día siguiente, le prestaron un teléfono para seguir con su rutina. Pero cuando finalmente pudo ver sus aplicaciones, ya habían pasado casi 24 horas.

¡Y había bocha de mensajes sin leer ni contestar! Por suerte, pensaron que su celular y su intimidad estaban a salvo porque el ladrón no había podido entrar ni siquiera al WhatsApp.

Pero esto no termina acá. Resulta que en enero ya había sufrido amenazas violentas de una de sus colegas, pero la diputada prefirió no hacerlo público para no desviar la atención del debate sobre la ley ómnibus. Incluso, se mantuvo medio callada durante el tratamiento del expediente y ni abrió la boca en el plenario de comisiones.

Internaron a Marcela Pagano | Crónica | Firme junto al pueblo

¡Y hay más! La cosa es que también la acusaron de filtrar conversaciones en el chat del bloque libertario. Aunque parece que el hermetismo no es lo suyo, porque la info seguía circulando mientras ella no tenía el teléfono.

¡Pero eso no es todo! Cuentan por ahí que un día estaba en un café esperando a un colega y un mozo se le acercó a preguntar si estaba esperando a alguien. Ella dijo que sí, y el mozo le tiró onda sobre un tipo que la miraba fijo. Al final, resultó que el tipo laburaba como asesor de una de sus colegas.

Último momento de Argenzuela: internaron a la diputada libertaria Marcela  Pagano

Y como si fuera poco, ¡los mensajes difamatorios no pararon ni cuando estaba internada! La PerioDiputada recibió respuestas con tono burlón sobre su salud cuando preguntaba si se suspendía la convocatoria para la comisión de Juicio Político.

Y para colmo, se empezó a sentir mal después de una discusión con un colega. ¡La furia contra ella llegó a niveles ridículos, como cuando bromearon en el chat de la bancada sobre "engualicharla"!