Política

Juan Domingo es Perón: gomería La Consecuencia vuelve a ser sede de una muestra de solidaridad

15-06-2022   Por: Noticias Ensenada

Una vez más, Ensenada vuelve a ser eje de una muestra de solidaridad que resplandece de forma incndescente en toda la región. Una vez más, el querido y prestigioso comerciante local Juan Domingo Román, se carga sobre sus hombros una cruzada para ayudar a quienes sufren algún traspie de este lado del Río de la Plata.

Juan, el hijo de "El Chiqui", el gomero de la Bossinga, el peronista de ley, el amigo de todos, el que te fìa si no tenés plata y se te rompió una goma, el que sale arando a rescatarte cuando te quedaste varado en algún camino. Juancito, el militante del amor por los más humildes, el admirador de Bilardo, volvió a calzarse el traje de salvador.

Indignado con el malvado accionar de los "pincharuedas" en las calles internas del bosque platense, cuando dos docenas de autos aparecieron con tajos en sus ruedas y varios hinchas denunciaron un "ataque premeditado" durante el partido de la anoche del martes entre EstudiantesSarmiento, la emblemática gomería La Consecuencia de Ensenada, se ofreció para reparar las cubiertas dañadas de los autos de los hinchas pinchas.

Fanático del club de UNO, Juan Domingo, el más peronista de los gomeros de la región, escribió en su facebook: "Familia Pincha, quiero ofrecer una humilde mano para los integrantes de la familia que ayer hayan sufrido un corte en sus cubiertas. Que se acerquen a mi gomería en Ensenada (calle Bossinga Nº 813), que las estaremos reparando sin costo alguno".

Román pidió que los afectados se contacten por privado para coordinar el arreglo: "Reitero, es sin costo alguno de forma literal y nada de verso. Abrazo grande y aguante Estudiantes, siempre". Y de a poco le fueron cayendo algunos, más para agradecer el gesto que para no pagar. 

No es ni casualidad ni arrebato esta propuesta solidaria de Juan, el dueño de La Consecuencia. Durante años, este joven y emprendedor comerciante ensenadense encabezó movidas mucho más importantes que esta. Por ejemplo, cuando entregó miles de bidones de agua potable a lo largo de una infinidad de sábados solidarios, a miles de familias del barrio El Culo, en la localidad de El Dique.

 

Juan supo que gran cantidad de niños humildes carecían de agua en buenas condiciones para tomar y se enfermaban y hasta morían producto de eso. Por ello, armó un esquema de entrega de bidones que él mismo se procuraba entre sus amigos y clientes, los lavaba profundamente y los llenaba de agua potable, que los sábados llevaba en su propio auto hasta la zona de 128 y 41.

Fueron varios años, miles de bidones, muchas horas invertidas y cientos de sábados recorriendo la Bossinga, Horacio Cestino, Camino Vergara y 126, para llevar salud y dignidad y cambiarlas por sonrisas, afecto y agradecimiento. Nunca les pidió nada a cambio. Dame 5 como Juan Domingo Román y en un año Haití pasa a ser una potencia mundial...