Antonella pidió que detengan los ataques a su familia

27-11-2023   Por: Gabriel

Antonella Rocha, la presunta estafadora de Ensenada que sufrió el robo y la quema de su casa, realizó dos nuevas publicaciones en Facebook pidiendo que detengan los ataques a su familia.

La joven dio su versión sobre los hechos ocurridos el martes 21 de noviembre por la noche, cuando centenares de personas se acercaron a su casa para que diera explicaciones sobre la supuesta estafa piramidal que venía llevando a cabo desde meses atrás. "Qué pasó, ¿De la noche a la mañana dejaron de quererme?", preguntó en un posteo que realizó durante las últimas horas, y agregó que sus clientes crearon "memes, burlas, sacadas de cuero y demás". "Les pedí un día para organizarme y salir a pagar a los adeudados", escribió.

Según comenta, había solicitado una ventana de tiempo no mayor a 24 horas para realizar los pagos pero los inversionistas no aguantaron y decidieron ir a su casa para pedirle explicaciones. "Yo era la única que podía hacer y deshacer con esto, yo era la única que podía arreglarlo", sumó.

"Días atrás, todos me amaban y me agradecían, estábamos pagando, íbamos con sobres a sus casas a abonar, atrasados pero íbamos", agregó y dijo que "tenía muchos planes, pero ninguno de ellos era fugarme con lo de ustedes".

La joven siguió explicando y dando su versión sobre los distintos rumores que corrieron la semana pasada. Luego de desmentirlos, dijo que "los chicos que venían a trabajar sin saber cuáles eran mis pasos, a ellos también los ensuciaron. Ellos están libres de todo porque ellos solo seguían ordenes mías y nada más, ¡déjenlos en paz!", pidió.

En otro posteo, agregó que el día en que se metieron decenas de personas en su casa tuvo que salir por los techos "porque se mandaron con palos a mi casa para matarme y entre tantos gritos escuché que dijeron 'ahora a lo de la madre'. Me escapé para buscar a mi hermanito Alfredo que tiene una discapacidad. Cuando llegué, ya habían entrado. A mi hermano lo perdieron entre tanta gente", dijo.

Además, agregó "conmigo hubiesen hecho lo que sea, a mí ya no me importa mi vida, me dejaron sin ganas de vivir".

En otro tramo, sumó: "Mi trabajo no es una pirámide ni nada de todo lo que se habla. No tengo por qué decir cuál es mi trabajo", y agregó: "Este lunes tengo que declarar, ¡escuchen esta campana también!". "Si yo fuese una estafadora como todos me dijeron no aparecía", completó.